El juicio de los 7 de Chicago

A pesar de que se trata sólo de la segunda película como director de Aaron Sorkin (la primera fue “Molly´s Game” en 2017) es indudable que cualquier proyecto relacionado con él concita un interés derivado de su papel de guionista en otras películas como “Algunos Hombres Buenos” (1992) o “La Red Social” (2010) o en series de televisión, muy especialmente “El Ala Oeste de la Casa Blanca” (1999-2006).

No me cabe duda que Aaron Sorkin es un tipo brillante que escribe unos diálogos perfectos para sus personajes y esta película es un buen ejemplo de ello. Sorkin aborda la historia de uno de los juicios más populares de la historia de Estados Unidos, donde siete personas fueron acusadas de conspiración por alentar manifestaciones contra la Guerra de Vietnam. Un tema interesante, donde la retórica, el mensaje y el contexto judicial deben hacer las delicias de un gran escritor.

Pre-Production on Aaron Sorkin's Trial of the Chicago 7 Shut Down /Film

Sorkin acomete con oficio el reto, pero poco más. Frente a la brillante retórica hay una ausencia total de emoción y empatía que hace que el film se siga con un máximo interés, pero a la vez con un absoluto desapasionamiento. Un film donde hay mucho cerebro pero muy poca alma.

Todo está bien, todo está en su sitio, pero todo resulta distante. Nada que decir de unos actores correctos pero algo rígidos (quizás destaque algo más que el resto Sacha Baron Cohen) que ponen voz a los hechos históricos y al guion de Sorkin.

Review: Now streaming on Netflix: The Trial of the Chicago 7 is Aaron  Sorkin and Sacha Baron Cohen at their best - The Globe and Mail

Otro problema es el tono de la película. No está muy claro hacia donde se dirige, una veces parece una peli de juicios, otra un drama político social, pero al final lo que más lugar ocupa es la parte de la sátira, lo que banaliza algo una historia de denuncia potencialmente fuerte y al mismo tiempo dificulta el camino a la emoción del espectador.

Con este tipo de material, y seguramente deambulando por caminos casi opuestos, directores como Oliver Stone o Steven Spielberg hubieran dotado de épica y emoción a la historia y a sus personajes, a los que Sorkin les ha escrito bellos e inteligentes diálogos, sobrados de brillantez pero ausentes de emotividad.

Estrenos: 'El juicio de los 7 de Chicago': la película más militante de  Netflix está destinada a asaltar los Óscar | Cine y Televisión | LOS40

Una pena, una de las películas más esperadas de este año, que sin llegar a defraudar queda muy por debajo de las expectativas, y es que son muy pocos los cineastas que poseen la capacidad de emocionar y estremecer. Esta historia lo tenía todo, pero su frialdad y la elección de un tono algo discutible, lo han truncado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s