We Are Who We Are

La primera incursión del director italiano Luca Guadagnino en una serie de ficción televisiva, debe considerarse como un acontecimiento de gran interés. Se trata de un director que a pesar de su no muy extensa filmografía, ha conseguido impactar con “Yo soy el amor” (2009) y “Call me by your name” (2017), interesar con “Cegados por el sol” (2015) y, porqué no decirlo, provocar indiferencia con el innecesario remake de “Suspiria” (2018).

Sin embargo, y si nos ceñimos a los buenos momentos “guadagninianos”, esta serie parece entroncar en parte con esa maravilla contemporánea que es “Call me by your name”. Quizás no alcanza su calidad y emoción, pero sí que creo que es una propuesta que aunque desigual, resulta interesante y estimulante.

New HBO Series "We Are Who We Are" Follows Teens Exploring Their Identity -  The New York Times

Guadagnino nos lleva a una base norteamericana situada cerca de Venecia y nos muestra la cotidianidad de la misma, centrándose muy especialmente en un grupo de jóvenes, adolescentes, que conforman un retablo de sensaciones, dudas, vivencias en esa época tan delicada de la vida donde todo sentimiento es extremo, la incertidumbre por el futuro acecha y aun no está claro que lugar te corresponderá en la vida.

El primer elemento, todo un acierto por su originalidad y frescura, es el escenario. El contexto en el que se mueve la acción nos introduce en la rutina de una base norteamericana, una especie de mundo paralelo, de satélite artificial de Norteamérica con sus supermercados y restaurantes de comida rápida extraidos de la metrópoli, y que aquí resultan algo artificiosos e impostados en ese intento de crear una burbuja fotocopiada del tópico del american way of life.

Por otro lado, está la cotidianidad de ese grupo de adolescentes, llevada con un naturalismo tan extremo que genera grandes momentos de verdad. La vacuidad unas veces y la intensidad emocional incontrolada otras, nos hacen partícipes de un fresco de la vida misma, unas veces apasionante, otras deconcertante, algunas aburrido. No hay una narrativa clara, tan solo un ver pasar el desenvolvimiento cotidiano y acompañarles en su viaje hacia la búsqueda vital de lo que quieren ser.

Alrededor de estos adolescentes, los adultos. Militares que enebran alguna subtrama pero con un rol secundario y sometido al devenir de unos jóvenes que viven en otro universo paralelo que apenas sus padres atisban aunque también ellos nos muestran sus propios demonios personales que sobresaltan su existencia.

We are who we are: ¿la secuela televisiva de 'Call me by your name' en HBO?  | Serielistas

Por último, la pareja donde se acaba dirigiendo el foco y protagonista de una serie que apunta a coral pero que acaba centrada en estos dos personajes. Jack Dylan Grazer y Jordan Kristine Seamón. Él, extremo, sin filtro, radical, antipático en muchos de sus comportamientos, pero al mismo tiempo con una fuerte personalidad. Ella, con un físico especial, en apariencia dulce y de extrema sensibilidad, pero que busca con tenacidad su lugar y es capaz de hacer lo que haga falta para encontarla. Dos jóvenes, dos adolescentes, perdidos y desubicados, que se buscan de diferentes maneras y que convergen en el anhelo íntimo por encontrar un lugar en el mundo que todavía no saben cual es y que les hace estrellas errantes en un entorno que en muchos aspectos les resulta ajeno.

El proceso creativo de Luca Guadagnino para hacer la serie de HBO, 'We are  who we are'

Todo ello se nos muestra, como ya he dicho, con un verismo y naturalismo extremos que unas veces impacta y otras lastra el desarrollo de una historia que no tiene un trama en sí misma sino que es el fresco de un momento vital en un enclave poco convencional. En cualquier caso el director nos da también algunas muestras de audacia visual y formal que le dan un sello de identidad propia a la serie y algún momento de intimismo y belleza sobrecogedores.

Ver la vida pasar, sentir curiosidad por la dirección que toman unos jóvenes, asistir a momentos que son pura verdad y dejarse llevar sin ideas preconcebidas y sin buscar nada concreto. Estas son las señas diferenciadoras y la actitud para ver una serie no redonda pero si especial, oscura unas veces y luminosa otras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s