Cumple 100 años: “The Penalty”

Se cumplen 100 años del estreno de “The Penalty” (traducida en ocasiones como “El hombre sin piernas”). La película narra la historia de venganza de un hombre sobre el médico que le amputó de niño sus dos piernas de forma innecesaria. Un argumento morboso y lleno de sordidez ya que además este niño se convertirá en una especie de líder criminal de San Francisco sin escrúpulos.

La película fue dirigida por Wallace Worsley, que desarrolló su carrera en el cine mudo y cuyo hito más alto además de “The Penalty”, fue “El jorobado de Notre Dame” en 1923. Es un film que entronca con ese lado oscuro, sórdido y terrorífico de la época cuyo máximo exponente fue Tod Browning y que se mantuvo en muchas películas hasta inicios de los años 30.

Una película que podríamos catalogar como thriller, pero que también tiene drama, acción, emoción, melodrama, algo de terror y podría constituir un germen del cine negro con una acción que se encadena con acierto y sin descanso.

Sin embargo, aunque podemos hablar del argumento, el estilo, su época, etc, la película se la come un inconmensurable Lon Chaney. Una de las más grandes estrellas del cine mudo que murió con el inicio del sonoro y que interpreta su primer gran película como protagonista absoluto .

Lon Chaney, apodado “el hombre de las mil caras”, presenta un rostro carismático, que a diferencia de muchas de sus interpretaciones, aquí apenas está caracterizado por maquillaje alguno. Su personalidad traspasa la pantalla. Poderoso, contundente, su sola presencia en un plano atrapa todas las miradas.

The Penalty (1920) - Turner Classic Movies

Aquí su gran proeza es aparecer toda la película sin piernas y ciertamente, si no supieramos quien es Lon Chaney, juraríamos que el actor carecía en verdad de extremidades. Pero no es así, Lon Chaney tenía sus dos piernas, aunque parezca casi imposible viéndole moverse con una desenvoltura que debió requierirle un descomunal esfuerzo físico a lo largo de todo el rodaje.

Sin los medios y los trucajes digitales de hoy en día, la vigencia y fuerza de Lon Chaney siguen cautivando al hacernos sentir que asistimos a un espectáculo interpretativo único y singular. Su actuación es icónica, sorprendente e inverosímil por su complejidad y su casi invisible artificio. El actor no solo interpreta a un tipo sin piernas, sino que realmente te hace dudar que las tenga.

The Penalty (1920 film) - Wikipedia

Merece la pena detenerse en una cinta entretenida y llena de giros y subtramas. Pero sobre todo, merece la pena fijar la mirada en un actor, hoy convertido en mito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s